lunes, 30 de noviembre de 2009

POR CIERTO...


Más que telepatía -tú y yo mo somos ni tan guapos ni tan jóvenes como los quieren ahora en la tele- debe ser "radiopatía" o algo así. Dos días antes de tu "porcierto" de las "chicas mafalda" estuve hablando  largo y tendido con un amigo de la señora de Paul Simon -perdón, de la magnífica Eie Brickell- y le recoemendé encarecidamente todos sus discos, con o sin "The new Bohemians", porque acababa de comprar su último álbum "Stranger Things" en el que está incluído ese simpático y "acalipsado" "No dinero".
Esta banda siempre me gustó por su música, pero también por su humor y por sus títulos. Por ejemplo ese "Tirando gomas elásticas a las estrellas" , en el que se incluye su primer éxito "What I am", o ese "Picture perfect morning" que acoge una de las más curiosas y eficaces colaboraciones que conozco: la de Barry White.



Hablando de colaboraciones, nuestra Edie ha cambiado de banda y canta y toca ahora con Harper Simon, el hijo mayor de su marido, con el que ha creado "The Heavy Circles" , con los que no se descarta que colabore el propio Paul Simon.



Como ves, todo queda en familia. No sé si Harper será tan buen músico como su padre, pero más guapo sí lo es.

En cuanto a la Tedeschi, no sabía que tenía lazos familiares con la primera dama de tus anfitriones. Lo que sí sé es que me gusta. Tiene un cierto aroma a Bonnie Raitt joven y blusera y algunos de sus discos están muy conseguidos, por ejemplo "Hope and desire" que le produjo en 2005 Joe Hanry. Un tipo interesantísimo del que ya te he hablado que también ha estado detrás de joyas firmadas, por Solomon Burke, Ani DiFranco o Bettye Lavette o Ekvis Costello y Allen Touossaint, con o sin Costello, y que, cuando se pone a trabajar para sí mismo, consigue delicatessen como este "Scar" de 2001.


sábado, 28 de noviembre de 2009

DE LOS TEDESCHI DE BOSTON


Como su prima lejana, Susan Tedeschi es una belleza. A diferencia de la primera dama de Francia, Susan Tedeschi tiene una portentosa voz que recuerda mucho a otra grande del blues y del rock sureño: Bonnie Raitt. Susan (nacida en Norwell, Massachusset, en 1970) es bisnieta de Angelo Tedeschi, un magnate de los supermercados en Boston. Allí, en la más aristocrática de las ciudades estadounidenses, comenzó Susan Tedeschi a los 15 años su carrera artística con un grupo llamado "The Smoking Section". Tocando "blues" en los pub y cantando "gospel" en el coro de la Iglesia. Estudió en el muy prestigioso Berklee College of Music -una factoría de buenos músicos de jazz de la que es profesor Gary Burton- y aprendió a tocar la guitarra en el 95. Esto tuvo que ser un "declick" -como dicen los franceses- porque su trabajo obtuvo notoriedad nacional y consiguió ser la telonera de nombres tan importantes como B.B. King, John Mellecamp o Buddy Guy. En 2000 consiguió un gran éxito con su disco "Just Wan't Burn" que le valió una nominación a los Premios Grammy y en el que incluía dos temas con los componentes de Double Trouble, el dúo que arropaba a Stevie Ray Vaughan. El guitarrista tejano es una de las influencias de Tedeschi, que a la profundidad interpretativa de su voz añade una depurada técnica en los solos de guitarra como se puede comprobar en el siguiente video...

video
Determinante en su carrera ha sido también su marido: el guitarrista Derek Trucks, hijo de Butch Trucks -percusionista y batería de The Allman Brothers Band desde sus inicios- y un virtuoso de la slide-guitar, que ha compartido escenario, entre otros, con Eric Clapton y ahora forma parte de la banda renovada de Gregg Allman. Con Derek y con su banda (como se puede apreciar en la foto de arriba y en el video de abajo), Susan toca habitualmente. Los dos viven ahora en Florida. En una casa junto a un río que inspira el título de su último disco: "Back to the River", altamente recomendable.

video

viernes, 27 de noviembre de 2009

POR CIERTO...


...lo nuestro va a ser telepático, Javier. En la mañana del día en que colgaste tu último comentario había escuchado en la radio de la cocina -donde casi siempre está sintonizada una emisora sólo de música que se llama FIP- el "Anchorage" de Michelle Shocked. Una canción que me trae muchos recuerdos porque fue parte del material de un artículo que escribí en una efímera revista que se llamó `¡Qué Madrid!´dedicado a una generación de cantautoras surgidas a finales de los 80 y que identifique con Mafalda. Junto a Michelle estaban, entre otras, K.D. Lang -que ha demostrado su gran talento e impresionante voz en discos magníficos-, Tracy Chapman -que ha sido quizá excesivamente fiel a si misma-, Melissa Etheridge -muy desigual-, Tanita Tikaran -su último disco no consigo colocarlo ni regalándolo- y Edie Brickell, que sacó en 2003 un disco muy interesante llamado `Volcano´gracias, en parte, a la ayuda que le prestó su marido: Paul Simon y ahora ha vuelto con los New Bohemians. En el siguiente video -que me he descargado de su página oficial- se les puede ver currándoselo otra vez en un pequeño club e interpretando un nuevo tema: "No dinero". ¡Simpático!

video

miércoles, 25 de noviembre de 2009

SACUDIDA



Hoy que escribo esta nueva entrada en nuestro blog, se celebra el Día Mundial contra la Violencia de Género. Quizá por eso me ha venido a la memoria la figura de una mujer valiente y distinta, Michelle Shocked, de la que tuve noticia allá por los ochenta, casi al tiempo que la tuve de tu persona.,
Recuerdo que, en el hoy desaparecido Madrid Rock, me llamó la atención la portada de su disco "Short Sharp Shocked". Luego supe que no se trataba de una foto posada, como aquellas con las que nos engañó maravillosamente durante tantos años Robert Doisneau. Es una foto real, en la que un energúmeno de la Policía de San Francisco "sacude" a una jovencita, mientras ésta grita. Aquella jovencita era nuestra Michelle que, al verse en un periódico, decidió que esa sería la portada de su primer disco y "shocked" su apellido artístico..
La discografía de MIchelle Shocked es como un torrente. Exhaustiva y sin temas escondidos. Michelle lo publica todo. Pero, si tengo que escoger uno de sus temas, quizá me quede con uno de los primeros, icluido, precisamente, en ese "Short Sharp Shocked". Se trata de este precioso "Anchorage"




Estoy seguro de habértelo grabado en alguna de esas antologías en cassette que, con mi música preferida, me gustaba regalar a los amigos, porque "Anchorage" es indispensable en ellas y está dentro de ese "folk rock" que tanto nos gusta.
Michelle es una mujer a la que le gusta desaparecer de vez en cuando, probablemente para tener algo que contar en sus canciones. Lo último que he encontrado de ella es un álbum maravilloso "To Heaven u Ride" que le fue "robado" en 2003, durante una aparición en el festival de bluegrass de Telluride, en la que se "marcó" un impresionante concierto de gospel con un quarteto de voces negras y una banda "ad hoc". El álbum, incorporado finalmente a su discografía, es más que recomendable y nos muestra a una Michelle imoresionante en un registro que no es el suyo.
Grabada posteriormente, pero aparecida dos años antes, está la triología, o no, porrque se puede comprar por separado, "Threesome", que incluye el divertido "Mexican standoff". y aparecido este mismo año tenemos el "Soul of my soul", en el que combina el rock casi duro, algo de electrónica, el  rhythm and blues u, claro está, esta aproximación popera ala folk que ha titulado "Pompeii"



En resumidas cuentas, muy recomendable esta Michelle "Sacudida" que un día cayó en mis manos, cuando quise "rescatarla" de manos de la Policía de San Francisco.
Te dejo de despedida este agridulce "When i grow up".

martes, 24 de noviembre de 2009

POR CIERTO...



Gracias por ponerme al corriente de la salida del nuevo disco de Tom Waits. No me cabía ninguna duda de que iba a ser magnífico, pero es que, además, es conmovedor. Me emociona especialmente la que para, mí, es su mejor composición "I'll shoot the moon" y ese "numerito" que monta con "Sous les toits de Paris" como fondo en "Live Circus". Soberbio. Pero no seré yo quien te prive del placer de comentarlo.
En cuanto a Brigitte Fontaine, venía siguiéndola desde que me topé con su "Rue Saint Louis en l?île", hacía delante y hacia atrás, pero tampoco conocía esa magnifica "Prohibitión".
Y por no irme de vacío, te dejo, os dejo, un hermsoo tema de Rickie Lee Jones que vuelve con un álbum aparentemente sencillo, pero tan íntimo y transcendente como el resto de su carrera.



El álbum, en el que colaboran desde Ben Harper a Alison Krauss, ha tomado el  título de este tema, "Balm in Gilead", y pretende ser eso: un bálsamo que cure nusetras heridas y salde viejas injusticias.



Ya ves. Rickie Lee Jones y Tom Waits juntos otra vez, aunque sea a su pesar

sábado, 21 de noviembre de 2009

LA MAIN DE DIEU

Con toda la polémica del gol de la selección francesa gracias a la mano de Henry y nuestro homenaje a Gainsbourg, me ha venido a la cabeza una canción que desde hace unos meses hace las delicias de aquellos que o bien no les gusta el futbol -que en Francia son mayoría- o bien no les gusta el seleccionador Raymond Domenech -unanimidad, tanto a los que les gusta el fútbol, como a los que no-. La canción se llama "Je Kiffe Raymond" -algo así como "Me pone Raymond"- y la interpreta Catherine Ringer. Tiene mucha coña...

video

Catherine Ringer (Suresnes 1957) fue la media naranja de un dúo de modernos que se llamaba `Les Rita Mitshouko´hasta que el guitarrista y compositor Fred Chichin falleció hace ahora dos años. Todos hemos oído su éxito planetario "Marcia baila", dedicada a la bailarina argentina Marcia Moretto. Pero Catherine Ringer es alguien muy especial que me atrapó con otra canción incluida en un album titulado "Jazz à Saint Germain" en la que interpreta un tema que glosa la felicidad de los carniceros de los antiguos mataderos de París: "Les joyeux bouchers de La Villette", que siempre me ha parecido un ejemplo de humor negro cantado.

Pero, además, Ringer fue actriz porno en los años 70 con películas como `La Fessée´ o `Body Love´y, -¡alucinas Javier!-, esto fue algo que no le gustó a nuestro Serge Gainsbourg que en un programa de televisión en directo reprochó a una jovencísima Catherine Ringer ser una guarra porque él podía ser un provocador, pero "nunca había mostrado su sexo". Esto es literal, como se puede comprobar en el video-testimonio que cuelgo a continuación. ¡Saludos!

video

POR CIERTO...





...Gainsbourg sigue vivo en Francia. Forma parte de la identidad nacional que busca el Ministro de la Inmigración, aunque no creo que sea lo que quiere encontrar. Gainsbourg es... el francés que está todo el día protestando entre dientes; el que alza la voz para defender sus derechos; el que imagina cómo satisfacer sus fantasmas aunque sea con elipsis -lo digo por France Gall-; el que no acepta lo políticamente correcto y lo que viene desde arriba, simplemente porque viene desde arriba; el que actúa por amor y solidaridad o, mejor aún, porque cree que es justo...

Y en la "chanson", también. Pese a que vivo en Francia, no soy muy fan de la canción francesa. Aunque, hay artistas a los que reconozco el mérito y que me ha sorprendido por su lucidez pese al alcohol que corre por su venas, ¡mujer! -que hubiera dicho el pedante de Ramoncín-. Uno de ellos es Brigitte Fontaine. En su último disco interpreta un tema: "Prohibition", que es demoledor por su sinceridad y sentido de la transgresión.

video

viernes, 20 de noviembre de 2009

PERVERSIÓN



Siento yo por Serge Gainsbourg algo parecido a lo que tú, querido Patiño, sientes por Tom Waits. No sé que tiene que hasta sus canciones más simples me conmueven. Era un tipo inteligente, muy nteligente, que, sin emabargo escogió vivir en el filo y matarse. Todos sus excesos respondían a una irresistible necesidad de transgredir, de tirar por elevación para no sentirse adocenado.
De algún modo, Gainsbourg siguió los pasos de Boris Vian, con un pie en el jazz y otro en la parodia, para dejarnos el mejor pop que se haya hecho en Francia en mucho tiempo. Sus letras van de lo más simple a lo sublime, enrredándose siempre en los juegos de palabras y en los dobles sentidos.
Como me temo que no será la primera vez que necesite hablar de este genio de la música popular del siglo XX, adorado por las mujeres a las que adoraban los hombres, me voy a permitir pedir una reflexión a los que escuchan deprisa y sin tiento. Desgraciadamente, para muchos, la obra de Gainsbour s ereduce a una canción, Je t'aime, moi non plus", y más concretamente a una versión, la que grabó con una jovencísima Jane Birkin, a despecho de la mismísima Brigitte Bardot, para la que había sido escrita. Esta es la famosa versión con la Birkin y este el inocente clip con que se promocionó.



Sin embargo, yo soy de los que piensan que la mayor perversión que cometió Gainsbourg fue hacer cantar a France Gall, la rubita que gan Eurovisión con su ·muñeca de cera", una canción, toda ella doble sentido... y de chupetones. Aquí va "Les sucettes".


Perverso ¿verdad?
Años después, France aseguraba no haber "pillado" el doble sentido de la canción ¿La creemos?

POR CIERTO...



... ¡Dios, qué bueno! Ya me tienes buscando música de tu "ahijado". Es magnífico. Todo un compendio del mejor Rhythm and; Blues. Un funk transparente. Y qué decir del clip. Tiene también toda la estética del mejor soul de uno y otro aldo del Atlántico, con homenajes a Shirley Bassey y su "cabecera" de 007, al Queen and King de CarlaThomas y Otis Redding, a Stevie Wonder. En fin, un lujo.
Te lo cambio por un soulman blanco del que espero novedades después de su "`primer segundo" disco, el magnífico"Roll with you". El chaval, porque apenas supera la veintena, es de Bostón y tuvo la suerte se tropezarse con la veterana soulwoman Mitty Collier, con un discreto éxito en los sesenta. que no dudó en transmitirle su magia. El chico se llama, supongo que ya lo sabes, Eli Paperboy Reed y hacía este directo en París el 18 de julio de 2008, con "paradinhas" de viejo zorro incluidas.

EL AHIJADO DEL SOUL

Black Joe Lewis nació hace 28 años en Round Rock, una pequeña localidad de la periferia de Austin (Tejas), de una madre soltera que trabajaba como obrera en una fábrica. Elementos suficientes para templar un carácter. Y este cantante y guitarrista que está causando sensación con su primer disco "Tell'em what is your name" aparecido en septiembre, tiene carácter y descaro para considerar que él y su banda, The Honeybears, tienen "más rock'n'roll que Sharon Jones and the Dap Kings y la mismísima Amy Winehouse", según ha declarado él mismo a la prensa francesa que aplaude, como la anglosajona, lo que se considera el eslabón perdido entre el blues rural y el punk-rock americano. Joseph Lewis, su verdadero nombre, es más directo y considera que pone punk en su soul. Será por eso que dedicó su primer éxito:"Bitch I Love You" a la Reina de Inglaterra.
Cuenta él mismo que a los 19 años, después de haber dejado el instituto sin terminar, se puso a trabajar en una tienda de instrumentos de segunda mano en Austin. Allí descubrió la música. Se compró su primera guitarra y después de encerrarse un año con ella, salió con hambre de tocar donde fuera, hasta en la calle, para interpretar un repertorio prestado Lightnin'Hopkins y Howlin Wolf. El blues está muy presente en temas como "Master sold my baby", aunque es el soul -muy próximo al sonido del sello Stax y de artistas como Sam & Dave y Ike Turner- impregna el resto del album, que se puede escuchar íntegramente en su página web. En el video oficial del tema "I'm broke" se ven claramente cuales son sus influencias...

video

¡Una pasada! Si James Brown era el padrino del soul, Black Joe Lewis es el ahijado... Y además es tejano como mi añorado Stevie Ray Vaugahn.

jueves, 19 de noviembre de 2009

POR CIERTO...







...los amigos de mis amigos son mis amigos y lo mismo se puede aplicar para los amigos de mis músicos favoritos. El simple hecho de que Chuck E. haya sido amigo de Tom Waits, le convierte automáticamente en uno mis músicos e intérpretes favoritos y más aún después de ver el video de "Good Bye So Long". Esto me recuerda aquella frase de que el blues no es un estilo musical, es una manera de vivir. No se quien la dijo pero compite con la formulada por el propio Tom Waits en una reciente entrevista publicada en `Liberation´con motivo de su interpretación del diablo en la última película de Terry Gilliam: "El diablo no existe, sólo es Dios que está borracho". Un paralelismo que ya utilizó en su canción "El piano ha bebido, no yo". El martes que viene sale el nuevo disco del genio de Pomona: "Glitter and Doom Live". ¿Un poco de publicidad?


video

martes, 17 de noviembre de 2009

POR CIERTO...



Por cierto ¿Sabías que nuestro común amigo Pedro Blanco tiene como sintonía de uno de los tramos de su programa este tema Andrew Bird?
Yo no soy muy de silbiditos ¿Será por sobredosis de Kurt Savoy y "El puente sobre el río Kway"? Tampoco de violines. Soy más de violoncello. Aunque adoro Montmartre sin turistas,  una utopía más y algún violín, no muchos, como el de Stephane Grappelli con "tu" Django Reinhart, con Michel Petrucciani o con Yehudi Menuhin. Va por ellos, aunque, aquí, la orquesta, no los dos genios, suene un poco a baile de pueblo.



Manías de viejo. Lamento no haber encontrado un clip libre de derechos de Grappelli y Petrucciani en su álbum "Flamingo" que es más que recomendable, especialmente los temas "Flamingo" o "These foolish things".

CHUCK E, EL QUE ESTABA ENAMORADO



Chuck E Weiss es el protagonista de una de las más hermosas canciones de Rickie Lee Jones, "Chuck E's in love". Un tema delicioso y evocador, a partir del cual cuesta imaginar la dureza de aquellos años del punk que vivieron inseparables, en el Motel Tropicana de Hollywood, Chuck, Rickie y su entonces pareja Tom Waits, cuando querían crear y vivir a toda costa.

Chuck E era el hijo de los propietarios de una tienda de música de Denver, Colorado, que frecuentaba los bares donde se hacía buen blues y donde una noche conoció a Lightnin' Hopkins que se lo llevó de gira, con lo que aquel jovencito tuvo la oportunidad, no sólo de escuchar, sino de charlar y tocar con los mejores, desde Muddy Waters a Howlin`Wolf.
Cuenta la leyenda que después de aquella gira pasó ocho años encerrado en su habitación de un edificio de apartamentos de Denver. Después, California y los días tan oscuros como dorados, un dico en 1981, "The Other Side of Town" , cuya portada, no podía ser de otra manera, muestra una desordenada habitación de hotel y ¡dieciocho años después! el legendario "Extremely cool", del que aquí va una muestra tan desnuda como sincera.



Aquel álbum contó con la producción del ya inaccesible Tom Waits, que no sólo le regaló temas inéditos, sino que puso su voz y su percusión en algunos de los cortes. Después del tirón de "Extremely cool" llegaría, dos años después, "Old souls &; Wolf tickets" , en el que incluyó un curioso dúo con el legendario Willie Dixon.
Ya en el 2006 apareció su, por el momento último álbum, "23rd and Stout", un trabajo de su lado gamberro en el que, sin dejar de lado sus referencias, Tom Waits incluido, explora "bromas" vocales dignas de más de una escucha y del que os dejo este gamberro "Goodbye, so long".



La música de Chuc E Wiss es muchas cosas a un tiempo, pero es, sobre todo, el reflejo de su vida empapada en noche, en blues y en ilustres amistades. Una música que quiero compartir contigo, Chema, y con todos vosotros.

EL HOMBRE PAJARO


No es sólo un cantante. No es sólo un violinista. No es sólo un silbador. Es Adrew Bird.

Creo que la primera vez que tuve noticia de él fue viendo la televisión. Actuaba en París y alguien hacia una reseña en la que uno de los mayores méritos de su carrera artística había sido participar en uno de los discos de la excentrica Björk creando sonidos singulares con su silbido y su violín. Lo de silbar es complicado. Hay muy pocos músicos que hayan conseguido hacer carrera gracias a soplar a trevés de los labios con arte. Uno de ellos es el longevo Toots Thielemans: toda una institución en Bélgica. El caso es que me fui a Internet y busque a Bird y allí encontré algunos discos en los que silbaba, pero sin abusar. Lo que me dejó más tranquilo. Descubrí a un cantante singular que consigue conjugar el folk, el rock independiente y el jazz. Su disco "The mysterious production of eggs"(2005) y el último "Noble Beast"(2009) me sorprendieron por sus ambientes y su lirismo. Me hice adicto. Ahora, documentándome sobre él para este blog me he enterado -"¡hay que leer más!"- que Bird empezó en Squirrel Nut Zippers, una banda que recupera el swing y el jazz de antes de la Gran Guerra y que un amigo me había recomendado como respuesta a mi consejo de que escuchara a Sanseverino. Todo se conecta en esto de la música. (Hasta esa estética de cabaret que ya utilizó el genial Waits y que recupera en su último disco el gran Sabina.)

video

La semana pasada, Andrew Bird actuó en París y no pude ir a verle. Para consolarme, cuelgo este "mini concierto" grabado en las calles de Montmartre que, además, se que hará las delicias de los que, como Javier, son nostálgicos de la Ciudad Luz y también me sirve para aconsejar una página web en internet que es para perderse en ella y desconectar: La Blogotheque.

video

lunes, 16 de noviembre de 2009

POR CIERTO...





...estaba yo ensimismado, dejándome llevar por la dulzura de Laura Fedele y extasiado con Sarah Jane Morris -una vez más vuelves a descubrirme a una cantante impresionante,¡ qué sensibilidad!-. Y además veo que la cosa sigue en Italia porque es en un programa de Tele Cinque y, claro, la asociación de ideas me ha llevado a otra gran voz italiana: Roberta Gambarini. En este caso del jazz, formó parte de la Dizzy Gillespie All Star Big Band bajo la dirección de Paquito de Rivera, grabó un disco impresionante con Hank Jones -hay una versión en directo en el Festival de Peruggia- y ahora da el punto al último proyecto de Roy Hargrove. El versatil trompetista, después de hacernos bailar con RH Factor, ha culminado su gran sueño de componer, hacer los arreglos y dirigir una big-band y el resultado es bastante bueno. La Gambarini, tan bella como dotada, se atreve con este bolero. ¡Qué gozada!


video

sábado, 14 de noviembre de 2009

POR CIERTO...




Por cierto. Tienes razón, Chema, en lo de la “parasitación” del terreno conquistado por Amy Winehouse con clones imperfectos. A las discográficas se les olvida que el mérito principal de nuestra poliadicta es que es ella y es irrepetible.
Me gusta tu sugerencia, porque se ve que Alice Russell, ante todo, es auténtica, la principal virtud que puede tener cualquiera en cualquier sitio.
Tu recomendación me ha servido también para recordar a otra grande del soul británico, Sarah Jane Morris, con una voz absolutamente negra como puedes, podéis, comprobar aquí.

LA DULZURA DE TOM WAITS EN ITALIANO



Buscando un día música de Tom Waits me di de bruces con una mujer, italiana para más señas, capaz de versionar las canciones del genio californiano, dándoles una atmósfera tan distinta como acorde con el espíritu que encierran. Un disco del que destaco "29 dollari (e una bursetta de cocodrillo", "Biglietto de Natale" o "Invito ad una vita in bluess"
Era Laura Fedele que, con su disco "Pornoshow", asomaba más allá del ámbito del prolífico mundo del jazz italiano y que me conquistó con su modo de cantar y tocar el piano o el acordeón.
Cuentan que Laura, de edad indeterminada y probablemente del norte de Italia -los tópicos dejan fuera de su página web el lugar y la fecha de su nacimiento- comenzó a tocar el piano sola y a los cinco años.
Sus primeros pasos profesionales los dio como pianista y cantante en el mundo del jazz, moviéndose en casi todos los estilos y tanto en el canto como en el piano, además del acordeón que también domina. De hecho enseña canto en varias de las mejores escuelas de jazz del norte de Italia.
Su espíritu transgresor la llevó a subirse al escenario con un espectáculo músico teatral basado en las canciones de Darío Fo. De eso a Tom Waits apenas había un paso y lo dio. Grabó en "Pornoshow" y en italiano un ramillete de canciones de nuestro genio –tú, Patiño, me acercaste a él, aunque no te acuerdes y te parezca mentira- que son en sí mismas como pequeñas historias susurradas.
Más adelante me hice con otro gran disco, “Independently blue”, en el que se atreve en directo con el repertorio de Nina Simone sin salir malparada. Sé que el año pasado sacó un álbum en el que, además de varias composiciones propias, versiona temas de Paolo Conte o Fabrizio de André, entre otros, con su trío.  Espero “hincarle el diente” pronto.
No es fácil encontrar material de Laura Fedele en España, incluso en Internet, pero os aseguro que merece la pena. Como muestra, esta grabación de “Invitation to the blues” que, a pesar de su mejorable calidad, deja a las claras lo que se puede esperar de su directo.



Si a alguno os ha interesado esta italianota podéis encontrar más material sobre ella en Laura Fedele, incluidas las fechas de sus conciertos o esta curiosa foto de su "juventud".


jueves, 12 de noviembre de 2009

POR CIERTO...



... Por cierto. Me ha encantado lo del McMurtry. Sobre todo, la historia y su posicionamiento ideológico. También su música aunque -a diferencia tuya- a mi lo del country no me acaba de entrar. Si el folk-rock y, en ese sentido, McMurtry me parece el "Lou Reed tejano". También me gusta el nombre de la banda que le acompaña en este disc en directo: "Los bastardos sin corazón". Muy bueno...

Ya sabes que no soy dado a comprar en ITunes como tú, pero si te puedo decir que ya se encuentra entre mis listas de favoritos en la web de streaming donde escucho música: Spotify.


miércoles, 11 de noviembre de 2009

SOUL CON SABOR A CERVEZA


Entre las muchas virtudes que se me ocurren de la desorientada Amy Winehouse , está la de haber vuelto a poner de moda el soul británico. Ese que se hace en los "pubs" y en los conciertos de barrio que tan bien quedó retratado en la película "The Commiments". Ese que se vistió de terciopelo con The Style Council de Paul Weller en los 80-90 y que ya había dado voces míticas y poderosas como las de Tom Jones y Shirley Bassie.


Ante la ausencia de nuevos discos de la morena con tatuajes de camionero y dada la creciente demanda, salen nuevos valores con más buena voluntad que solidez -vease Duffy o Adele-, se recuperan a impresionantes señoras del soul: Sharon Jones an the Dap Kings y ascienden voces que se lo llevan currando desde hace tiempo.


Es el caso de Alice Russell. Natural de un pueblo del sur de Inglaterra próximo a Brighton, fue la cantante de la sorprendete banda de soul/jazz/latino del guitarrista y DJ Will Holland: la Quantic Soul Orchestra y desde 2004 ha publicado tres discos. El último "Pot of Gold" (2008) ha sido objeto este año de una edición remezclada y en él se incluye la versión del "Crazy" de Gnarls Barkley. La influencia de Aretha Franklin es evidente en esta rubia de voz impresionante que, desafortunadamente, parece atrapada por el "efecto Winehouse" como se puede comprobar en la puesta en escena de este su último video oficial...
video


Por supuesto, si queréis profundizar siempre podéis acudir a su página web en http://www.alicerussell.com/

martes, 10 de noviembre de 2009

POR CIERTO...



... por cierto ¿de dónde sacas estos "amigotes"? Me ha gustado un montón y espero no ser el único. Aunque sé que tampoco le gustará oírlo, creo que tiene un puntito a lo "Johnny Lang". Dile a tu amigo Pasi que esté pendiente de las cuentas de iTunes, porque le he comprado los dos discos. Y no me arrepiento. Gracias por la sugerencia.

EL HIJO DEL GUIONISTA NO ES AMIGO DE BUSH

















No sé si es bueno o es malo, pero, de un tiempo a esta parte, la música que más me atrae viene del sur de los Estados Unidos. Superados los prejuicios "progres", he encontrado en el country y su entorno lo más nuevo, lo más auténtico, sincero y libre. Una veta por explorar en esa mina inagotable que es la música norteamericana.


El tipo que ahora quiero presentarte lo descubrí por casualidad en una de esas tiendas que aún quedan en Madrid (Toni Martin o Escridiscos, no recuerdo en cuál) que cuidan la calidad de sus discos y el paladar de sus clientes. Me llamó la atención la foto de la portada, con esas gafas de espejo tan hippies y tan demodés hoy día.

James McMurtry, otro tejano, nació en Fort Whort hijo de Larry McMurtry, novelista que ganó un óscar por su adaptación de "Brokeback Mountain" y optó a otro por la deliciosa y dura "The last picture show". James, como tantos otros jóvenes de su época después de pasar por la universidad, donde estudió inglés y español, vagabundeó, alternando, para ganarse la vida, la guitarra, la brocha gorda, y alguna que otra estancia en el rancho familiar, dónde había una biblioteca con más de 10.000 volúmenes.

Su primera oportunidad profesional se la dio John Mellencamp, al que conoció como protagonista de una película basada en una historia de su padre, que le facilitó el acceso a los estudios de grabación.

Su primer gran éxito le llegó en 2005 con "Childish things", un álbum en el que criticaba abiertamente la invasión de Irak, comparándola con la penosa guerra de Vietnam, especialmente en "We Can't Make It Here", triunfadora junto al álbum en los Premios de la "Americana Music".

Luego llegó, en la misma línea "Just us kids", con otro tema, "Cheney's Toy", en la misma línea ideológica y con éxito similar.

McMurtry se mueve en terreno de la "Americana", ese rock que tiene reflejos del country, el blues y, por qué no, la música negra de los estados del sur, que han sido el paisaje de su vida. Pero además, McMurtry aporta el sonido especialísimo de su guitarra y u voz que le hacen inconfundible y, claro está, sus magníficas y corrosivas letras.

Podéis haceros una idea de quién es este tipo escuchándole en esta versión "acústica" y casi "rapera" de "We can't make it here"
 



Para saber y escuchar más de McMurtry podéis ir a la página web de James McMurtry and The  Heartless Bastards

sábado, 7 de noviembre de 2009

Por cierto..

Desconocía por completo a Chris Withley y, como siempre desde que me descubriste a Joni Mitchel (¡increible pero cierto!), has vuelto a acertar en tu recomendación. Me he quedado estremecido con "Scrapyard Lullaby" y el album "Dislocation Blues" me parece mágnífico. Me recuerda un poco a Morphine en la intesidad vocal e interpertativa.

El chico de la armónica hace blues



Es difícil escribir con objetividad sobre un amigo. Aunque es cierto que a veces eres condescendiente o te callas algunas cosas en aras de la amistad, lo es aún más cuando te sientes orgulloso. Es el caso de Charles Pasi. Con 25 años, este trotamundos que vive en París y tiene su corazón dividido entre Roma -de donde viene su familia- y España -de donde es su amor-, que ha estudiado en la Saint Louis Jazz School y hace giras por Canadá -donde ya empieza a ser conocido-, me sorprendio y llenó de orgullo cuando escuché por primera vez su segundo disco "Uncaged". Toca todos los palos de la música afro-americana: del blues al funky pasando por el jazz. Y lo hace con la sencillez que le proporciona su talento y el desparpajo de su juventud. Asegura que no le gusta Tom Waits -y lo dice con su cara más seria- pero al escuchar el tema que abre el disco: "Up to us", él mismo queda en evidencia. Su voz, rasgada y aterciopelada, me recuerda al trobador de los clubs nocturnos de Los Angeles en su primera época. También demuestra que sabe componer y tocar la guitarra. ¡Y qué decir de los dos "cameos" de lujo del mítico Archie Shepp! Aquí tienes uno de ellos en "Better with butter"...



video


Charles es un gran instrumentista de la armónica, lo que le ha valido convertirse en un músico de estudio muy apreciado en París. Ha colaborado en los dos últimos discos de Carla Bruni , aportando un toque "blusero" que se convierte en su valor añadido, como puedes comprobar en el siguiente vídeo del programa de televisión Taratatá...

video


Para más información, lo mejor es que vayas a su página web: http://www.charlespasi.com/ donde puedes encontrar el último disco y la agenda de sus conciertos. Suele dejarse caer por Madrid y otras ciudades españolas.

viernes, 6 de noviembre de 2009

UN HÉROE ESCONDIDO DE LA GUITARRA



Quien tenga la suerte de escuchar la guitarra y la voz de Chris Whitley difícilmente las va a olvidar. Y es que no es fácil encontrar una música tan preciosista, grabada , a la vez, con tan desnuda sencillez.
Tejano de Houston no vivió el tiempo suficiente para dar de sí todo lo que ya asomaba en su música.
Autodidacta, se curtió tocando en las calles de Nueva York y se trasladó a Bégica. donde trató de vivir sólo de la músicas. De regreso a lu país comenzó el "sube y baja" con las discográficas, a las que su creatividad consiguió sobrevivir. Y de ese pulso continuo nacieron verdaderas maravillas como su primer disco "Living with the law", los intimistas "Hotel Vast Horizon", "Perfect Day", el póstumo "Dislocation Blues", resultado del rescate de las colaboraciones en giras yen estudio con el australiano Jeff Lang, o, por qué no, cualquiera de sus otros diez o doce álbumes.
Hablar del estilo de Whitley es mezclar aromas de blues, folk, rock y, a veces, electrónica al servicio de un sonido tan personal como sólido.
Fumador compulsivo, Chris Whitley, acabó sus días a causa de un cáncer de pulmón el 20 de noviembre de 2005. Lástima.

Puedes disfrutar de su música en este video del álbum "Dirt Floor"



Para escuchar más múica de Chris Whitley ir a Chris Whitley en eMusic

POR CIERTO...


… seguí tu consejo y compré en iTunes el último disco de Sanseverino, “Les faux talbins”, y tenías razón: me he hecho adicto.
Sanseverino es todo lo que me gusta de la música francesa en uno. Es el jazz-manouche de Django Reinhart, una big band de la posguerra, el crooner que es Aznavour cuando quiere, el corrosivo Gainsbourg, el dulce Henri Salvador. En fin, gracias por el consejo.
Quienes quieran sumarse a la adicción tienen una ración gratis de genialidad en la entrega de los premios de la música francesa.



Para conocer más sobre la música de Sanseverino visita su página en allMusic