domingo, 7 de marzo de 2010

SALVAR EL PRESERVATION HALL

El "dixie", esa primitiva forma de jazz proveniente sin apenas evolución de las bandas de música que acompañaban los funerales en la ciudad de los billetes de diez dólares  bilingües , ha sido para muchos -no negaré que para mí también- la puerta de entrada al jazz.
Y, si el "dixie" es el pasaporte para ese largo viaje, su capilla sixtina es un destartalado local del barrio francés de Nueva Orleans, lugar de cita obligada para quienes visitan una de las ciudades más hermosas y peculiares de los Estados Unidos, Nueva Orleans, castigada duramente por la furia del "Katrina" y la incompetencia de la ya felizmente superada administración Bush.
Años después de la retirada del Katrina, sus principales víctimas siguen siendo las clases humildes, especialmente de los barrios negros, la música que da sentido a la ciudad, las viejas glorias del jazz y del blues que sobrevivían a orillas de los turistas que la visitaban ayer mucho más que hoy, , sobre todo, la música.
Uno de los lugares más afectados, que poco a poco, intenta resurgir de la ruina en que lo dejaron el agua y el barro es el Preervation Hall, un curioso local conservado "tal cual", desde hace décadas para que nada ni nadie osen arruinar la mágica acústica del recinto que se ha mantenido a salvo de materiales sintéticos, aires acondicionados o ruidosos ventiladores.
Ir al Preservation Hall era, para quienes allí acudían, una rara sensación que llevaba el paraíso a los oídos y el infierno al resto del cuerpo, porque el calor, la humedad y la cercanía del resto del público, apretado de modo incraíble, sólo eran soportables con la fe del converso.



Ahora, para devolver el Preservation Hall a lo que fue, ha nacido ua hermosa iniciativa en forma de doble disco -hay una edición reducida- en el que más de una veintena de músicos de la talla de Tom Waits, Ani DiFranco, Angelique Kidjo, Richie Havens, Andrew Bird, Pete Seeger, Merle Haggard y un largo etcétera, con joyas como la sorprendente Amy Lavere, han unido sus voces y sus instrumentos a la banda del local, la famosa "Preservation Hall Jazz Band" para grabar "Preservation: an album to benefit Preservation Hall and Tthe Preservation Hall Music Outreach Program". Un disco doble o sencillo que puedes pedir sencillamente como "Preservation" o descargarlo de webs comerciales, con permiso de la SGAE, que no siempre lo da, aunque pagues. Pero ese es otro cantar.
Aqui va el clip de promoción del álbum para que os hagáis una idea de lo que podéis encontrar en él.



No dudéis en comprarlo, es una buena iniciativa y, sobre todo, un buen álbum. Magnífico diría yo

1 comentario:

  1. ¡Amen!
    ¡El que no lo compre no sabe lo tonto que es!

    ResponderEliminar

Es preferible escribir de lo que se ama a criticar lo que se aborrece. Pero, de todos modos, aquí tienes tu trocito de nuestro blog.